CLASE: Estudio de integración arte e ideología.
Galería 1 Centro Roberto Garza Sada. San Pedro Garza García. NL, México.
OCTUBRE 2018

Este proyecto pedagógico, museográfico y curatorial procuró un entendimiento del arte latinoamericano durante los años 70, precisando la cotidianidad, la inserción del pop y otras vertientes relacionadas a lo popular.
A lo largo de tres meses se llevó a cabo una serie de talleres, seminarios, mesas de diálogo realizados en conjunto con la Universidad de Monterrey, la colección FEMSA, el museo MARCO y los espacios independientes NoAutomático y Espacio en Blanco. Los contenidos pedagógicos y discursivos estuvieron a cargo de un panel de especialistas locales e invitados cuyo objetivo fue trabajar de manera cercana con los alumnos UDEM. El proyecto culminó con una exposición en la Sala 1 del Centro Roberto Garza Sada, en el cual el trabajo de los alumnos estableció un diálogo con las obras de la Colección FEMSA.

Es complicado hablar de Pop en Colombia, tomando en cuenta la manera en que se produjo en Inglaterra o los Estados Unidos a mediados de los cincuenta. Sin embargo, el arte del consumo en masa proyectó una larga sombra sobre el país cuando, en 1965, la afamada historiadora y crítica de arte Marta Traba, sin titubear, enunció la siguiente frase: “¡Colombia es pop!”. A partir de ese momento, el debate sobre la incipiente producción artística, una que correspondía a un contexto de subdesarrollo industrial y que resentía el éxodo del campo a la ciudad como consecuencia del narcotráfico, demostró que el modernismo se desplazaba para dar cabida a nuevos discursos y recursos pictóricos,
revelando un carácter más humilde y contestatario que el Pop extranjero.
Para entender la efervescencia de una escena artística menos temerosa, calificadores como “marginalidad”, “malicia indígena” o “Pop pobre” permitieron apreciar la obra de Beatriz González y la de sus contemporáneos por su sensibilidad respecto a lo cotidiano. Objetos caseros, artes gráficas, dibujo y fotografía fueron medios frecuentes por su accesibilidad, rápidamente demostrando ser soportes coherentes para los discursos de la época. Dicho fenómeno eventualmente ayudó a establecer nuevas plataformas de exhibición y patrocinio, como fue el caso de la Exposición Panamericana de Artes Gráficas, en el Museo de Arte Moderno La Tertulia, la cual permitió a algunos brillar a nivel internacional.
Con motivo de la VIII Feria Internacional UDEM: Colombia, y en el marco del Año dual México Colombia, se muestra una selección de obra perteneciente a la Colección FEMSA, realizada por consagrados artistas colombianos de los años setenta. Dichas piezas marcan un punto de partida para los alumnos de Arte e Ideología de la Universidad de Monterrey, cuyos esfuerzos se volcaron hacia la realización de objetos, registros, acciones y videos que resuenan con lo doméstico, lo político y lo urbano, hilando un delicado puente que permite al visitante transitar dos épocas y dos realidades geográficas. ¿Qué similitudes se logran trazar entre la Colombia del ayer y el Monterrey del ahora? ¿Son resonancias o disonancias las que surgen a lo largo del recorrido? Finalmente, ¿podemos seguir pensando en términos Pop? Si es así, ¿desde dónde?

Ana Cadena Payton / Curaduría
Angélica Piedrahita / Dirección e investigación
Luis Alejandro Mosquera / Museografía
Virginie Kastel / Diseño Gráfico